Matrimonio, educación sexual y fundamentalismo

Recientemente, participé en el I Simposio Internacional “Desarrollo humano, equidad y justicia social”, organizado por la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (Cuba).

Presenté una ponencia titulada “El discurso fundamentalista religioso cubano sobre el matrimonio igualitario y la educación sexual integral“, donde analicé cuatro declaraciones de iglesias fundamentalistas cubanas acerca del nuevo Código de las Familias y de las reformas al programa de educación sexual integral con enfoque de género para el sistema de educación.

Aquí las principales conclusiones del análisis:

  • El discurso fundamentalista religioso, al ser esencialmente reaccionario, se define y construye sobre oposiciones antagónicas (en consonancia con su visión maniqueísta). Estas oposiciones se realizan como representaciones discursivas dicotómicas, que reducen el campo discursivo a dos posicionamientos enfrentados, sin espacio para terceros.
  • En esta estructura, los grupos fundamentalistas religiosos se presentan como víctimas, como (representantes de una) mayoría y como autoridad moral y racional; y construyen a su Otro ideológico como victimarios y como una minoría inmoral e irracional no representativa.
  • Es un discurso altamente connotativo, que busca persuadir por medio de reacciones emocionales para fomentar estados de opinión desfavorables hacia el Otro ideológico y favorables al grupo propio. No obstante, incorpora también llamados a una supuesta racionalidad, específicamente por medio de argumentos pseudocientíficos. Se adapta así a las necesidades discursivas, insertando dentro de sí fragmentos de otros discursos, como pueden ser el científico o el oficial.
  • Es un discurso que se presenta como heredero y defensor de la historia e identidad nacionales, que considera están bajo ataque, que asimila a su propio sistema de creencias y que utiliza para legitimarse en el campo discursivo.
  • Por último, el análisis sugiere que, dentro de la ideología fundamentalista religiosa, sus distintos componentes se organizan en una jerarquía donde tiene prioridad la hegemonía cultural.

El video que presenté en el evento, que se realizó en línea, está disponible en mi canal de YouTube.


También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search